Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Barclays protege del Brexit sus activos fiscales en España

Viernes, 8 de febrero de 2019   Expansion.com   BANCOS

Un juez británico permite que el banco mueva a Dublín sus créditos ante Hacienda.

Los bancos con negocios en la City de Londres están acelerando sus planes de contingencia ante el Brexit, iniciativas que en una primera fase van a suponer principalmente el traslado de miles de millones en activos y de varios cientos de empleados a otras entidades de los mismos grupos ubicadas en países de la Unión Europea (UE).

En los últimos días, los tribunales británicos han autorizado las transferencias de activos de Barclays a Irlanda (por 190.000 millones de euros) y de UBS a Alemania (por 32.000 millones de euros). En ambos casos, esos activos corresponden en su mayor parte a créditos u otros productos financieros contratados con clientes de los 27 países miembros de la UE. Ante la incertidumbre sobre si se podrá seguir prestando atención a estos clientes desde Londres tras el Brexit (cuya fecha prevista es el 29 de marzo), los bancos están moviendo sus balances para mantenerlos bajo jurisdicción comunitaria.

"Ante la continua incertidumbre sobre si podría haber un Brexit sin acuerdo, el grupo Barclays ha decidido que no puede esperar más", explica Richard Snowden, el juez que ha analizado el plan de este banco británico. En palabras del magistrado, "la escala del traspaso de negocios de Barclays Bank PLC a Barclays Bank Ireland es enorme", afectando a 5.000 grandes clientes. A partir de ahora, las sucursales de la entidad británica en España, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Polonia y Suecia que atienden a estos mercados dependerán de su filial con sede en Dublín.

Según revelan los documentos judiciales de esa reordenación, el traspaso no solo ha afectado a los activos vinculados a clientes. Barclays también ha llevado a Irlanda los "activos fiscales diferidos" de su sucursal en España, con el objetivo de preservarlos ante los riesgos del Brexit. Esos créditos ante Hacienda "serán transferidos para que queden disponibles para que Barclays Bank Ireland los utilice respecto a las futuras operaciones de la sucursal española", señala el dictamen del juez.

Esos activos resultan de las pérdidas que Barclays sufrió en España en años precedentes, y que el banco puede utilizar para rebajar sus impuestos sobre los beneficios que genere en el futuro. La entidad británica ha ido vendiendo sus negocios de banca minorista, tarjetas y seguros en España durante los últimos años, pero ahora retiene actividad de banca corporativa y de inversión.

100 millones de libras
En 2017, la facturación del banco británico en España se situó en 109 millones de libras, logrando un beneficio bruto de 76 millones de libras. El impuesto de sociedades ascendió a 12 millones, lo que implica un tasa del 16%. "El impuesto fue reducido por las pérdidas y pagos excesivos de ejercicios anteriores", explica el banco. Es decir, ya ha empezado a utilizar parte de sus créditos fiscales, que en total podrían superar los 100 millones de libras. Al final de 2017, Barclays declaró una exposición de casi 8.000 millones de libras al mercado español.

Fuentes jurídicas explican que, de no mover esos activos a Irlanda, Barclays podría haber tenido problemas para utilizarlos desde Reino Unido ante la Hacienda española al quedar fuera de la jurisdicción comunitaria.

En el esquema planteado por Barclays, la sucursal en España es la primera que pasa al paraguas irlandés, efectuándose el traspaso este mes de febrero. El juez Snowden reprocha a Barclays por haber esperado hasta casi el último momento para pedir autorización judicial a la reorganización. "Las firmas que preparan esquemas de esta complejidad deben dar a los tribunales tiempo suficiente para hacer su trabajo. No deberían tratar la audiencia judicial como una formalidad, y no deberían dar pasos sobre la base de que el tribunal tomará una decisión de manera inmediata".

En total, según estimaciones de EY, alrededor de 800.000 millones de libras en activos del sector financiero están siendo movidos de Reino Unido a otros países de Europa. Además de Barclays y UBS, Bank of America Merrill Lynch ya ha trasladado su hólding europeo, en este caso a Irlanda. Mientras Barclays mantiene una filial en Reino Unido, el plan de UBS y Merrill convierte su negocio en la City en sucursal de su subsidiaria en la UE. Aseguradoras como RSA o AIG también han llevado activos a la UE, así como Admiral, que ha ubicado en España todas sus pólizas en el sur de Europa.