Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

El seguro ofrece una red de protección al 'private equity' ibérico por valor de 1.000 millones

Martes, 5 de diciembre de 2017   Expansion.com   BANCOS

Los fondos cada vez contratan más pólizas de manifestaciones y garantías. Las aseguradoras AIG, HCC y ANV tienen equipos especializados ubicados en España.

El seguro tiene soluciones para casi todo. Y las operaciones de compraventa que realizan los fondos de capital riesgo no iban a ser una excepción. Las pólizas que blindan al comprador ante riesgos ocultos, conocidas como de manifestaciones y garantías y habituales en las inversiones que se materializan en Europa y EEUU, están ganado fuerza en España y Portugal y ya ofrecen cobertura en esta región por un importe asegurado de 1.000 millones.

Ese es el cálculo que hacen los responsables de riesgos financieros de Marsh, uno de los principales brókeres de seguros globales. Según Gonzalo Guzmán, director comercial de esta división, y Javier Goizueta, senior manager de private equity y M&A, si bien hace unos pocos años estas pólizas eran casi una rareza exclusiva de los grandes fondos internacionales, ahora cada vez más gestoras locales -y también inversores corporativos- buscan un resguardo de este tipo.

¿Qué aporta este producto para enganchar así al capital riesgo? ¿Dónde está la clave de su éxito? Uno de sus atributos más relevantes es que pone las bases para que el fondo tenga una salida sin complicaciones cuando venda (en el argot del sector se habla de clean exit), porque avala que la situación es la que es y que la inversión se hace en las condiciones acordadas, protegiendo al comprador ante posibles problemas (fiscales, laborales o litigios de otro tipo) ocultos o desconocidos a la hora de adquirir la participación.

«Estas pólizas blindan a los fondos de los incumplimientos en las manifestaciones y garantías que el vendedor otorga bajo el contrato de compraventa. Otros usos estratégicos pueden ser el de mejorar la propuesta del comprador en un proceso competitivo, conseguir una cobertura solvente cuando la posición financiera del vendedor es débil o lograr seguridad ante inversiones en sectores o geografías nuevas para el inversor», añade Guzmán.

La progresiva popularización de los seguros de manifestaciones y garantías ha abierto un nuevo mercado en la Península en el que hoy compiten una docena de aseguradoras. AIG monopolizó el segmento durante años, pero ahora otras compañías ofrecen estos servicios para la zona de Iberia. De hecho, algunas ya disponen de equipos especializados en este producto ubicados en España. Además de AIG, otras firmas como HCC y ANV integran ese grupo. «El resto interviene sobre todo desde Londres», indica Goizueta.

Recorrido prometedor
Las perspectivas para estas aseguradoras resultan alentadoras, en vistas del prometedor recorrido que se le anticipa a las pólizas de manifestaciones y garantías en la región. Goizueta avanza que «aunque es difícil de analizar dada la confidencialidad de este tipo de operaciones, se estima que en el 2017 se han contratado pólizas por un límite asegurado cercano a los 1.000 millones en operaciones en Iberia. Si nuestro mercado converge con Europa, esta cantidad se podría triplicar en los próximos años, siempre y cuando siga habiendo transacciones».

Esta prospección se basa en las tasas de penetración registradas por estos seguros. «Calculamos que en la Península aproximadamente un 5% de los procesos incluyen seguros de manifestaciones y garantías, mientras que en el resto del continente están presentes en casi el 15% de las operaciones», explica Guzmán.

Las transacciones ordinarias de adquisición de empresas no son las únicas para las que la industria del seguro tiene soluciones adaptadas. Hay un producto diferente aunque relacionado para los procesos en los que hay riesgos que se hacen patentes durante la compra: las pólizas de contingencias identificadas. «Éstas son más oportunistas, ya que las aseguradoras solo las suscriben cuando hay tesis de defensa posibles», advierte Goizueta.

Es lógico que de su menor incidencia se deriven unos importes asegurados inferiores, algo que sin embargo no resta importancia a estas pólizas, que son en una pieza decisiva de los procesos en los que participan porque neutralizan circunstancias capaces de dar al traste con una inversión. «Algunas operaciones de compra o de financiación se han salvado gracias a los seguros de contingencias identificadas, porque han facilitado un confort a los inversores (o financiadores) que no habrían tenido sin este instrumento», constata Guzmán. Tanto este producto como el de manifestaciones y garantías o los seguros para salidas a Bolsa se están convirtiendo, así, en una red de seguridad imprescindible para el private equity.

Sobre FINE
FINE - Federación Fuerza, Independencia y Empleo - Sindicato independiente líder del sector financiero que engloba a más de 30.000 empleados del sector financiero y 923 delegados.
Información