Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Fusión: Unicaja y Liberbank no descartan vender su 22% en Caser para evitar la ampliación

Martes, 16 de abril de 2019   Expansion.com   BANCOS

El valor de mercado del 100% de la aseguradora puede rondar los 1.000 millones de euros, según fuentes del sector.

Unicaja y Liberbank están a horas de comunicar al mercado el reparto de poder en el capital del futuro banco fusionado, que será el sexto del ránking español.


Unicaja tendría un peso de entre el 55%-57% en el nuevo grupo, por debajo del 60% al que aspiraba por el mayor tamaño de su balance, según ha podido saber EXPANSIÓN, a falta de que se cierren los últimos flecos. Liberbank ha hecho valer en esta fase crucial de la fusión su elevada capitalización y su fortaleza comercial para lograr un reparto más equitativo. La cúpula de Liberbank ganó fuerza negociadora con el intento de opa de Abanca, que ofrecía 0,56 euros en efectivo por acción, aunque la operación no llegó a materizalizarse.

Los bancos de inversión que están asesorando este proceso son Mediobanca, en el caso de Unicaja, y Deutsche Bank, en el caso de Liberbank.

Unicaja tiene un valor de mercado de 1.600 millones de euros y Liberbank, de 1.251 millones de euros. La brecha entre ambos se ha reducido en los últimos meses.

Precisamente ayer, Manuel Azuaga, presidente de Unicaja, y Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, mantuvieron una reunión en Fráncfort con el BCE para presentar el proyecto prácticamente definitivo de fusión. De acuerdo con sus cálculos, los ahorros de costes totales se elevarán a 800 millones.

Las cúpulas de ambos bancos aspiran a poder lograr la autorización del BCE sin necesidad de realizar una ampliación de capital para evitar la dilución de los accionistas. Hace apenas año y medio que Liberbank tuvo que apelar al mercado para captar 500 millones de euros. Unicaja y Liberbank aspiran a cubrir los costes de reestructuración de la fusión mediante la venta de sus participaciones en Caser. Entre los dos concentran un 22% de la aseguradora. Su intención es rebajar la participación por debajo del 10%, lo que les permitiría reducir el elevado consumo de capital que supone cualquier paquete que supera dicho umbral, o incluso venderla por completo. Según sus cálculos, la ratio de capital fully loaded del grupo fusionado tras la venta quedaría situada en el 13%.

El valor de mercado del 100% de Caser puede rondar los 1.000 millones de euros, según fuentes del sector asegurador.

En febrero, Mapfre mandó una carta a Caser poniendo de manifiesto su interés en comprar una participación mayoritaria en la compañía.

El núcleo duro de accionistas de Caser puso también encima de la mesa la posibilidad de que la aseguradora francesa Covea, primer accionista de Caser, aumentara su participación del 20% actual para situarla por encima del 50%. Eso favorecería la salida de CaixaBank y de Bankia. Ambos forman parte de forma involuntaria del capital como consecuencia de la absorción de algunas cajas de ahorros.

Unicaja y Liberbank se han comprometido con el BCE a rebajar la morosidad al 3%-4% este mismo año. Unicaja tiene una tasa de impagos del 6,7% y Liberbank, del 4,9%.

El grupo resultante tendrá la sede en Málaga
Antes de presentar al BCE el documento legal definitivo con todos los términos principales de la operación, también debe quedar acordada al milímetro la estructura de poder del banco fusionado y cuántos representantes tendrá cada entidad en el consejo. En principio, ya está pactado que el presidente sea Manuel Azuaga y que el consejero delegado sea Manuel Menéndez. La sede del futuro banco estará en Málaga.

Asimismo, las dos entidades deberán solicitar un informe independiente al registro mercantil para que evalúe la ecuación de canje y determine si ésta razonable desde el punto de vista económico. A veces también se pide una fairness opinion a un banco de inversión. Posteriormente, los bancos deberán convocar juntas generales extraordinarias para que los accionistas aprueben la operación.

Si todo va según lo previsto, la fusión podría ser una realidad en octubre o noviembre, una vez obtenidas todas las autorizaciones. El futuro banco tendrá una cuota del 14% en Andalucía y del 22% en Castilla y León.