Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

La fusión de Unicaja y Liberbank tendrá unos costes de 400 millones

Jueves, 15 de octubre de 2020   El Independiente   FUSIONES

Unicaja y Liberbank están estos días inmersos en el segundo intento para fusionarse tras el fracaso de las negociaciones mantenidas el año pasado. Las conversaciones se encuentran a medio camino de aprobar la operación, en la fase de due diligence, una vez que ambas entidades han nombrado a sus asesores externos y han comenzado la negociación formal del proceso que dará como resultado a uno de los mayores bancos del país y que acarreará unos costes cercanos a los 400 millones de euros.

El que será el quinto banco del país por activos una vez culminada la integración de CaixaBank y Bankia deberá afrontar unos costes de, al menos, unos 400 millones de euros, de acuerdo con los cálculos de los analistas de UBS, reflejados en un informe al que ha tenido acceso este periódico.

La mitad de esa cantidad corresponderá a los costes de reestructuración aparejados a la operación, en los que se engloba la cantidad que el banco resultante deberá dedicar a los ajustes de la red comercial, que alcanzará las 1.607 oficinas, y de la plantilla, que sumará unos 9.300 trabajadores.

Los analistas de UBS calculan que la reestructuración de las joint ventures de ambas entidades, es decir, la ruptura de los acuerdos que se dupliquen con la fusión (principalmente, las alianzas en bancaseguros), tendrán un coste similar, de otros 200 millones de euros.

A pesar de todo, los expertos de la casa suiza estiman que la fusión generará unos ahorros de costes del entorno del 10% en los próximos tres años, lo que supone unos 100 millones de euros hasta 2023, algo que compensará en parte los costes de la reestructuración.

Due diligence
Las negociaciones llevan en conocimiento de la opinión pública unos diez días, desde que ambas entidades confirmaron al mercado que habían retomado las conversaciones para la fusión tras el fracaso del primer intento.

Este proceso de negociación está siendo más tranquilo que el primer intento, al menos de momento. Tras confirmar Unicaja y Liberbank el acercamiento informal, sus respectivos consejos de administración aprobaron el inicio oficial de las conversaciones la pasada semana, así como el nombramiento de los asesores externos de la operación.

En el caso de Unicaja, se trata de Uría (asesoramiento legal), Mediobanca (banco de inversión) y PwC (due diligence), mientras que en el de Liberbank los asesores son Ramón y Cajal, Deutsche Bank y Deloitte para las mismas funciones.

El proceso se encuentra en estos momentos en la fase de due diligence, en la que ambos pueden conocer las tripas financieras del otro con el objetivo de llegar a un acuerdo sobre el valor de cada uno y, por tanto, del peso que deben tener en el banco fruto de su unión.

Para establecer la ecuación de canje deberán tener en cuenta muchos parámetros, como sus respectivas capitalizaciones en Bolsa, su solvencia, sus coberturas o su balance, entre otros muchos factores.

La ecuación de canje es el eje del acuerdo y fue, precisamente, el motivo que llevó a estos dos bancos a romper las negociaciones el pasado año.

Ambas entidades comenzaron a negociar para fusionarse a finales de 2018 y mantuvieron conversaciones durante unos cinco meses, en los que fueron incapaces de llegar a un acuerdo, como ambos bancos reconocieron ante el mercado.

La negociación no estuvo exenta de obstáculos, como la amenaza de lanzamiento de una opa por parte de Abanca. La entidad gallega manifestó su interés por hacerse con Liberbank, pero pidió acceso a sus libros antes de lanzar la oferta.

El asalto, que duró apenas unas horas, se frustró tras un requerimiento por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que impidió al banco imponer esta condición. Esta parte de la historia, al menos por el momento, no se repite.