Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Los ERE de Caixabank y BBVA harán un roto de 2.860 millones a sus resultados

Miércoles, 21 de julio de 2021   economiadigital.es   SECTOR FINANCIERO

Arranca la temporada de resultados trimestrales en la banca española, las correspondientes a abril, mayo y junio. Dentro del Ibex 35, este jueves dará el pistoletazo de salida Bankinter, y la semana que viene le seguirán Banco Santander (miércoles 28), Banc Sabadell (jueves 29), Caixabank y BBVA (viernes 30).  

Los expertos tienen claro que lo peor ha pasado y el impacto de la pandemia ya está más que descontado. Sin embargo, ponen el foco en los procesos de reestructuración que se han llevado a cabo. Entre ellos, los de Caixabank y BBVA, que verán reflejado en sus cuentas el coste del ERE: asciende a 2.860 millones de euros. 

El banco que preside Carlos Torres anunció a la CNMV que las desvinculaciones de la plantilla (habrá 2.935 salidas) costarán 720 millones de euros y el cierre de oficinas (480) otros 240 millones al cierre. 

Estos 960 millones de euros no están provisionados, así que la entidad comunicó al mercado que este gasto aparecería registrado en las cuentas del segundo trimestre de 2021 y tendrá un impacto negativo en el ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ de unos 28 puntos básicos. A cierre de marzo, este ratio fue del 11,88%. 

BBVA calcula que estos ajustes generarán unos ahorros estimados de aproximadamente 250 millones de euros al año antes de impuestos a partir de 2022, de los que unos 220 millones corresponden a gastos de personal.  

Este año los ahorros estimados serán de aproximadamente 65 millones de euros antes de impuestos. En el primer trimestre, la entidad obtuvo unos beneficios de 1.210 millones de euros, de los que en España corresponden 381 millones de ganancias. 

Caixabank cerró el ERE, el mayor del sistema financiero español, el pasado 1 de julio. El mismo hará un roto en sus cuentas del segundo trimestre de 1.900 millones de euros, que se corresponde con el coste de las 6.452 salidas pactadas.  

Fuentes financieras señalan que esto solo cubre las indemnizaciones, no el cierre de oficinas. Sobre esto se dará más detalles en la presentación de los resultados. Lo que si adelantó la entidad a la CNMV es que el ERE tendrá un impacto asociado en capital de aproximadamente -90 puntos básicos en la ratio de CET1 que presentaron a cierre de marzo, que se situaba en el 14,1%. 

También, que el acuerdo al que llegó con la representación laboral le permitirá obtener un mínimo de 770 millones de euros en sinergias de costes totales, en línea con los objetivos anunciados en la operación. 

La entidad catalana ganó 514 millones de euros en el primer trimestre de 2021, sin Bankia. Con la incorporación de esta entidad en las cuentas del grupo Caixabank, el beneficio atribuido contable en el primer trimestre fue de 4.786 millones. 

El ERE de Caixabank ha sido más barato que el de 2019

Barclays destacaba recientemente en su informe trimestral que prestará una “atención especial” a la política de costes de la banca española ya que todas, excepto Bankinter, han realizado procesos de reestructuración en los últimos trimestres. 

La firma espera que BBVA y CaixaBank reflejen en sus cuentas los costes de sus despidos colectivos y que Banc Sabadell inicie sus propias negociaciones en el tercer trimestre. La entidad que dirige César González-Bueno anunció en la presentación del Plan Estratégico 2021-2023, que contempla un nuevo plan de reestructuración para el primer trimestre de 2022.  

Este será algo inferior al de 2020 (cuando se negoció la salida de unos 1.817 empleados) y reportará unos ahorros anuales de 100 millones de euros. Precisamente la salida de estos empleados durante el primer trimestre de 2021, reportará a la entidad catalana un impacto positivo de 141 millones de euros al año a partir de este trimestre. 

En cuanto al ERE de Caixabank, los analistas de Barclays creen que el banco y los sindicatos cerraron un buen acuerdo. Por un lado, porque los empleados podrán decidir voluntariamente si quieren irse con las condiciones ofrecidas. 

Y por otro, porque el coste del ERE ha sido menor que el que la entidad catalana llevó a cabo en 2019. Según sus cálculos, el coste por empleado en el ajuste de hace dos años fue de 480.000 euros y en el de ahora será de casi 290.000 euros, lo que supone una reducción del 39%. 

En el de 2019, aunque el número de salidas fue menor (algo más de 2.000 trabajadores) fueron principalmente a través de prejubilaciones lo que hacía encarecer el coste total.

Paralelamente indican que el banco reflejará un volumen menor de créditos que el de sus pares, especialmente en hipotecas. En concreto, creen que ingresarán por intereses unos 1.632 millones debido al proceso de fusión y las dos huelgas que se han producido durante el trimestre.