Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Los sindicatos insisten: retirada de los cupos por edad y voluntariedad en el ERE de CaixaBank

Miércoles, 12 de mayo de 2021   Valenciaplaza.com   LABORALES

CaixaBank (CABK) se comprometió este martes con la mesa sindical en presentar en los próximos días una propuesta para homologar las condiciones de los empleados de la entidad dirigida por Gonzalo Gortázar. Así lo manifestaron los negociadores del banco domiciliado en València en la primera reunión formal del periodo formal del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en curso, que afecta a 7.791 empleados tras reducirlos en medio millar en una 'operación cosmética' como tildaron los sindicatos el pasado 28 de abril.

Precisamente la equiparación es uno de los caballos de batalla de la negociación junto a la voluntariedad y la movilidad, tal y como viene contando este diario. Y más teniendo en cuenta las divergencias entre los empleados de CaixaBank y los que proceden de Bankia (BKIA), como ya advirtiera Valencia Plaza en septiembre de 2020. Lo que está en juego son algo más de 51.000 puestos de trabajo, que suman los cerca de 35.600 de CABK y los casi 16.000 de BKIA. Un menor número el de la entidad nacionalizada en su momento, pero cuya media de edad es superior a la de la entidad de origen catalán que ha venido rejuveneciendo su plantilla en los últimos años aunque algo más de 9.000 trabajadores tienen 52 o más años.

Se trata de adoptar un marco de condiciones unificado para los trabajadores de CABK, independientemente de si ya formaban parte del grupo o de si se han incorporado desde BKIA, que conviene recordar no pocos proceden de otras entidades de las extintas cajas de ahorro que dieron vida al grupo BFA-Bankia como fueron Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja. Por no hablar de los que llegaron desde Banco Mare Nostrum (BME), que agrupaba a Cajamurcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra.

Propuesta "ridícula e insultante"
Los 13 miembros de la mesa sindical -liderada por CC OO- informaron este martes a través de un comunicado conjunto que se ratifican en todos los puntos que trasladaron a CABK durante el periodo informal de las negociaciones. A saber: voluntariedad absoluta y real del proceso de desvinculación, retirada de cupos por edad -consideran que es inadmisible que el 50% de las salidas sean de personas de menos de 50, ya que choca frontalmente con la voluntariedad- y poner sobre la mesa unas condiciones de salida coherentes para promover la adhesión voluntaria. En este sentido tildaron la propuesta de CaixaBank de "ridícula e insultante".

Todos los sindicatos exigieron a los negociadores del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri que "sean coherentes y pongan encima de la mesa una propuesta con criterio y que pueda ser negociada. Exigimos que nos expliquen qué pasa con las cesiones de plantilla de CaixaBank a filiales: ¿En qué condiciones han ido estas personas? Porque entendemos que esto es una cesión ilegal de trabajadores en medio de un proceso de ERE". 


La próxima reunión tendrá lugar el próximo miércoles 19 de mayo y para el día siguiente ya hay convocadas concentraciones en 19 puntos de España. En València tendrá lugar en la dirección territorial, situada en Pintor Sorolla, que hasta hace bien poco era la sede de Bankia. En este sentido conviene recordar que decenas de trabajadores de CABK se manifestaron el pasado 6 de mayo en el 'cap i casal', horas antes de que la entidad publicara sus cuentas trimestrales. Los mismos que recogieron un beneficio de 4.786 millones de euros por el efecto contable de la absorción de BKIA.

Mientras tanto, la negociación entre los sindicatos y la dirección de CaixaBank trata tanto el despido colectivo de 7.791 empleados como la modificación de las condiciones laborales de los trabajadores. Además, este martes se incorporó a la mesa la voluntad de homologar las condiciones de los empleados, una vez que se negocie el nuevo marco laboral, cuya propuesta ya fue presentada durante el periodo informa de negociación. La intención del banco es que ningún trabajador vea reducido su salario, pero que aquel cuyas condiciones sean inferiores al marco negociado sean mejoradas.

La 'batalla' de la previsión social
Asimismo, una de las medidas incluidas en la propuesta de marco unificado de las condiciones laborales es la creación de una comisión negociadora -grupo de trabajo-, con el fin de abordar la reforma del sistema de previsión social. O lo que es lo mismo: plan de pensiones complementario de la entidad y prestaciones en caso de incapacidad, invalidez o viudedad. Los sindicatos pidieron que "la comisión sea técnica, y no negociadora. Cualquier negociación debe ser en la mesa. Aceptar una comisión técnica no significa aceptar sus planteamientos de recortes. La empresa acepta crear una comisión técnica no negociadora".

No cabe duda que uno los aspectos fundamentales que más están siguiendo los empleados es el tema de la previsión social. Y muy especialmente los que proceden de las pequeñas cajas de ahorro que dieron lugar a Bankia. Así, con datos al cierre de 2018, la media de aportaciones para los trabajadores de esas cajas -como Segovia, Ávila, Bancaja, Insular de Canarias y los que venían de las entidades de BMN- rondaba los 1.800 euros frente a los casi 4.300 euros de CajaMadrid. Unas aportaciones ligeramente por debajo de los empleados de CaixaBank a esa fecha, que era en torno a los 4.800 euros.