Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Funcas aconseja a la banca que cierre más oficinas para mejorar eficiencia

Viernes, 29 de mayo de 2020   Cinco Días   LABORALES

Funcas considera que las entidades financieras españolas adoptaron una estrategia "realista y de forma anticipada" en materia de provisiones para hacer frente a la crisis del coronavirus, después de dotar unos 6.000 millones de euros durante el primer trimestre del año.

Así lo pone de manifiesto Funcas en su Cuaderno de Información Económica número 276 sobre el 'Despliegue histórico de medidas en la Unión Europea para paliar los efectos de la pandemia' publicado este miércoles.

"Es importante tener en cuenta que los bancos españoles se han situado en una posición realista de forma anticipada, provisionando pérdidas esperadas de forma considerable en los resultados del primer trimestre", recoge el documento.

Además, destaca que la banca se presenta ante esta crisis en un buen punto de partida, con posibilidades de financiar y aliviar la presión que ejerce el Covid-19 sobre empresas y hogares. El análisis desvela que cuenta con una solvencia y un perfil de riesgo mucho más contenido que en los albores de la crisis financiera de 2008.

A su vez, resalta la articulación de mecanismos de financiación con aval del Estado que puede frenar el shock de crédito y amortiguar no solo el avance de la morosidad de las entidades financieras, sino también de la que se produzca entre las empresas, en la medida en que estas puedan seguir financiando su circulante o 'puenteando' el bache con financiación transitoria.

REPUNTE DE LA MOROSIDAD, AUNQUE EL ICO MITIGARÁ PARTE

No obstante, a pesar de estos colchones, el anticipo de las provisiones son necesarias debido a que es previsible que la tasa de morosidad aumente significativamente a partir del segundo trimestre de 2020. Funcas calcula que en un principio podrán observarse repuntes en la relativa al crédito al consumo, pero sus efectos más significativos se harán sentir en el sector empresarial.

En este sentido, aunque las acciones extraordinarias de financiación con avales públicos aumentarán el numerador de la ratio (volumen total de crédito), se estima que caerán las nuevas operaciones ordinarias.

En cualquier caso, Funcas confía en que las garantías públicas del Instituto Oficial de Crédito (ICO) amortiguarán el aumento de la morosidad en el crédito nuevo concedido debido a la cobertura hasta el 80% del riesgo por parte del Estado.

Según su análisis, esto se reflejará parcialmente en la morosidad, aunque con cierto retraso, sobre todo a finales de 2020 y 2021. Además de que el ICO mitigará parte de la mora, también funcionará como reductor de la tasa la esperada mejora de la economía española.

La morosidad del crédito en España llegó a crecer hasta el 8% con la primera oleada de la crisis de 2008 y superó el 13% por los efectos de medio plazo de la segunda, la del aumento del riesgo soberano. Desde entonces, se ha producido una reducción significativa y en diciembre de 2019 se colocó en el 4,78%.

REVISAR OFICINAS EN VISTAS DEL GRADO DE PENETRACIÓN ONLINE

Funcas es optimista con respecto a la banca española, que considera que cuenta con una eficiencia superior a la de sus pares europeos. Sin embargo, admite que se ha deteriorado en los últimos años y eso a pesar del esfuerzo que se ha hecho para reducir costes ajustando el exceso de capacidad.

"Con todo, aún hay margen de maniobra, ya que la red de oficinas sigue siendo la más densa de toda la UE y también la más pequeña en términos de empleados por oficina", indica el informe, añadiendo que la banca tendrá que intensificar su esfuerzo por reducir costes dado que es de las pocas vías que tiene para aumentar la rentabilidad.

Así, para ganar eficiencia, apunta a seguir ajustando la capacidad, lo que supondrá el cierre de oficinas. Dada la experiencia de estas semanas marcada por la crisis sanitaria, en la que el grado de penetración de la banca online ha crecido con intensidad, Funcas considera probable que las entidades revisen y aceleren su plan de cierre de oficinas.

Al mismo tiempo, hace referencia a las fusiones bancarias, una vía adecuada para los bancos españoles que parten de niveles más reducidos de rentabilidad y solvencia. "Son los más vulnerables a esta crisis, la cual podría actuar como catalizador de un proceso de consolidación", añade.

Por último, Funcas advierte de que la actual crisis es universal al afectar a un elevado número de países, por lo que la diversificación geográfica del negocio bancario que ayudó a muchas entidades en 2008 es ahora menos relevante. "El resto de países a los que están expuestos también van a sufrir intensamente la crisis", apostilla.