Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

La pandemia del coronavirus coloca al sistema de pensiones contra las cuerdas

Lunes, 29 de junio de 2020   Expansion.com   ECONÓMICAS

El desplome de los ingresos por cotizaciones sociales pone al límite el sistema. BBVA advierte sobre la necesidad de una reforma de las pensiones para garantizar su sostenibilidad.

La situación de las pensiones en España no era positiva antes del Covid-19, pero después podría ser irreversible. "La crisis va a dejar las cuentas públicas con un déficit muy grande este año: si no hacemos nada para empezar a garantizar la estabilidad presupuestaria a partir de 2022, posiblemente surjan dudas sobre la sostenibilidad", según Rafael Doménech, responsable de análisis económico de BBVA Research.

El peor escenario podría derivar en un "ajuste dramático" de las pensiones como sucedió en Grecia y, en menor medida, Portugal. "Para nada es ése el escenario en que estoy pensando, pero tampoco podemos descuidarnos", afirmó Doménech el pasado viernes en el encuentro digital El impacto del Covid en las pensiones, que organizó EXPANSIÓN en colaboración con BBVA y Deusto Business Alumni.

Además, el evento contó con la participación de José Antonio Herce, presidente del foro de expertos del Instituto BBVA de Pensiones. Tanto Herce como Doménech "forman parte del grupo de 100 expertos que el Gobierno ha reunido para diseñar las medidas que ayudarán a la recuperación", como destacó Carlos Gorría, director de la Territorial Norte de BBVA.

"El parón de la actividad económica, la caída de los ingresos y el incremento del paro ponen en riesgo la estabilidad del sistema de pensiones, que no pasa por su mejor momento desde la crisis de 2008", indicó Naiara Tobalina, directora general de Deusto Business Alumni. "El futuro de las pensiones tras el Covid-19 es un tema de actualidad y gran trascendencia económica y social", agregó Agustín Garmendia, presidente de Deusto Business Alumni.

Una crisis histórica
Rafael Doménech subrayó que la actual crisis económica "será la más intensa desde la Segunda Guerra Mundial para la mayor parte de las economías". En el caso de España, el responsable de análisis económico de BBVA Research comentó que la primera mitad del año dejará una contracción de entre el 20% y el 25%, mientras que la caída del PIB en 2020 será superior al 10%. "La crisis también tendrá un impacto muy grande sobre el sistema de pensiones, sobre todo por la disminución de los ingresos por cotizaciones sociales", aseveró Doménech.

Aunque los problemas no son nuevos para el sistema, las consecuencias de la pandemia amenazan con agravarlos. "Ahora la reforma es aún más necesaria y urgente porque las pensiones, tal y como están pensadas hoy, no se van a poder pagar: necesitamos cambios que hagan que las pensiones sean pagables, sostenibles y suficientes", declaró José Antonio Herce, presidente del foro de expertos del Instituto BBVA de Pensiones.

Así, los expertos de BBVA abogaron por una revisión profunda e integral del sistema de pensiones en España. En concreto, Doménech defendió la necesidad de "transitar cuanto antes hacia un sistema de reparto sobre la base de las cuentas nocionales o individuales". Esta fórmula permite que los trabajadores lleven la cuenta de sus aportaciones y conozcan sus teóricos rendimientos. "Debe ser un sistema transparente, sencillo y homogéneo que garantice el equilibrio financiero y actuarial, además de proporcionar información año a año para que cada trabajador pueda planificarse su futuro", añadió Doménech.

Por su parte, Herce destacó que los sistemas de previsión complementaria son la gran asignatura pendiente, en especial los planes de empresa: "En España necesitamos un segundo pilar que funcione bien". Ante casos como el holandés y el británico, donde los mecanismos complementarios cubren la mayor parte de la prestación, "animaría al Gobierno a trabajar activamente hacia un sistema de pensiones inspirado en los ejemplos de éxito de otros países", señaló Herce.

A modo de recomendaciones en materia de pensiones y ajuste fiscal, Rafael Doménech indicó que no basta con limitar el gasto, sino que "la mejor fórmula es incrementar el potencial de crecimiento de la economía". Estas medidas reducirían la temporalidad, el desempleo estructural y la economía sumergida. Por último, hizo hincapié en que "ahora deberíamos estar diseñando el sistema de pensiones de 2030, para transitar durante los próximos diez años hacia ese sistema."

LO QUE OPINAN LOS EXPERTOS
Rafael Doménech, responsable de análisis económico de BBVA Research. "La crisis tendrá un impacto muy grande sobre el sistema de pensiones por la caída de los ingresos"
Agustín Garmendia, presidente de Deusto Business Alumni. "El futuro de las pensiones tras el Covid-19 es un tema de gran trascendencia económica y social"
José Antonio Herce, presidente del foro de expertos del Instituto BBVA de Pensiones. "Necesitamos una reforma que haga que las pensiones sean pagables, sostenibles y suficientes"
Naiara Tobalina, directora general de Deusto Business Alumni. "La caída de los ingresos y el incremento del paro ponen en riesgo la estabilidad de las pensiones"
Carlos Gorría, director de la Territorial Norte de BBVA. "Doménech y Herce están entre los 100 expertos reunidos por el Gobierno para diseñar la recuperación"
LOS EFECTOS DEL COVID-19 SOBRE LA SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA
El repentino parón de la actividad económica provocado por la pandemia tiene su reflejo en la proliferación de lagunas de cotización en la carrera laboral de muchos trabajadores. Es uno de los principales efectos de la crisis sanitaria sobre los sistemas de previsión social, según un informe elaborado por un grupo de expertos de BBVA. Los ceses de actividad pueden resultar negativos para los derechos futuros de los trabajadores y para la sostenibilidad inmediata del sistema de pensiones. En el primer caso, proponen la puesta en marcha de programasde formación y recualificación para evitar situaciones de paro de larga duración, especialmente entre los colectivos más vulnerables como los trabajadores de edad avanzada. Por otra parte, los efectos del desempleo sobre los sistemas de pensiones dependerán de cómo calculen los derechos de pensión en función de los años trabajados y cotizados. Los expertos señalan que el coronavirus tendrá impacto a corto, medio y largo plazo, tanto en los planes de empleo y de pensiones como en los compromisos de pago de la Seguridad Social, debido a la caída de las aportaciones, el freno a la creación de empleo, el incremento del paro y los posibles efectos de jubilaciones anticipadas. En los sistemas de pensiones de reparto -como el español-, la caída de los ingresos causada por estos factores podría compensarse con impuestos o con la emisión de deuda.