Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Los banqueros españoles, entre los mejor pagados de Europa

Lunes, 3 de mayo de 2021   Cinco Días   LABORALES

En general, los banqueros españoles ganan más que los ejecutivos de entidades europeas mucho más grandes y que obtuvieron mejores resultados en 2020

Los banqueros españoles están entre los mejor remunerados de Europa. A pesar de que también son los que más se recortaron el sueldo durante el último año, en general, los presidentes y consejeros delegados de los bancos en España ganaron más que los directivos de entidades europeas que son más grandes y que obtuvieron mejores resultados en el último ejercicio.

Los salarios percibidos por los banqueros españolas han estado bajo la lupa de la opinión pública, los sindicatos y sobre todo el Gobierno. Durante las últimas semanas miembros del Ejecutivo han pedido moderación en lo que consideran unos salarios altos en un momento en el que los bancos se encuentran negociando despidos colectivos que cuando finalicen supondrán un recorte de más de 15.000 empleos en el sector.

Comparando los sueldos que percibieron los banqueros españoles en 2020 con la remuneración de los primeros ejecutivos de las mayores entidades europeas por volumen de activos, se desprende que los mejor retribuidos son los ejecutivos de los bancos suizos. Sergio P. Ermotti, que dejó el cargo de consejero delegado de UBS en septiembre, percibió 11,7 millones de euros, mientras que Thomas Gottstein, que fue nombrado primer ejecutivo de Credit Suisse en febrero de 2020 ganó 7,7 millones.

En la parte más alta también se encuentran el consejero delegado de Deutsche Bank, Christian Sewing (7,37 millones), y el presidente de la entidad, Karl von Rohr (5,88 millones). Su caso es particularmente llamativo, ya que en 2020 incrementaron su retribución un 46,5% y un 37,1%, respectivamente. Este aumento se explica porque Deutsche Bank logró volver a beneficios después de dos años en números rojos y el banco decidió aumentar una especie de fondo de bonificación, ya que quiso recompensar a los empleados por el auge comercial registrado a raíz de la pandemia. No obstante, este aumento de sueldo de los máximos dirigentes de la entidad alemana provocó fuertes críticas de sindicatos y políticos que pidieron una corrección a la baja.

Tras Deutsche Bank, la presencia de banqueros españoles entre los mejor pagados empieza a ser relevante. Ana Botín, presidenta de Santander, y José Antonio Álvarez, consejero delegado de la entidad, percibieron 6,82 y 6,02 millones, respectivamente. Ambos se encuentran en la misma franja de salarios que perciben los primeros ejecutivos de entidades europeas de similar tamaño. En el caso de Botín, es la única mujer que figura en la lista.

En el caso de BBVA, tanto el presidente, Caros Torres Vila (percibió 4,09 millones en 2020) como el consejero delegado del banco, Onur Genç fueron los banqueros de esta lista que más recortaron su sueldo, un 43,8% y un 44,6%. Aun así, en el último año Torres percibió una retribución mayor que los primeros ejecutivos de gigantes bancarios como Antonio Horta-Osório, de Lloyds (3,95 millones); Jean-Laurent Bonnafé, de BNP Paribas (3,69) y Carlo Messina, de Intesa Sanpaolo (3,32 millones).

Igualmente el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (ganó 2,83 millones en 2020, un 24,7% menos) y el presidente de Sabadell, Josep Oliu (su remuneración ascendió a 1,99 millones, un 35,6% menos) obtuvieron una retribución superior a los consejeros delegados de Société Générale (Frédéric Oudéa ganó 1,78 millones, el 33,8% menos), Crédit Agricole (Philippe Brassac percibió 1,7 millone,s un 30,6% menos), ING (Steven van Rijswijk, que asumió el cargo en julio de 2020, ganó 1,49 millones) o Unicredit (Jean Pierre Mustier ganó 0,91 millones tras recortarse el sueldo un 24,2%). Todas ellas son entidades que doblaban varias veces el tamaño por volumen de activos de CaixaBank y Sabadell a cierre de 2020.

Igualmente, si se analizan los resultados obtenidos por los bancos españoles en 2020, están muy lejos de los resultados de los principales bancos europeos y, de hecho, se sitúan a la cola de esta clasificación. Tan solo CaixaBank (obtuvo un beneficio de 1.381 en 2020) y BBVA (ganó 1.305 millones en el último ejercicio) se situaron en línea con otras grandes entidades europeas, pero aun así están muy lejos de banco como BNP Paribas (ganó 7.067 millones), UBS (5.412 millones) o Crédit Agricole (4.689). En cambio Santander registró unos números rojos por 8.771 millones y Sabadell salvó las pérdidas con escueto beneficio de dos millones.

Las críticas a la remuneración de los banqueros en los últimos tiempos no son exclusivas en España. En Italia, el reciente nombramiento de Andrea Orcel como consejero delegado ha generado una fuerte polémica por su retribución que ascenderá a 7,5 millones mientras que su antecesor en el cargo ganó en 2020 menos de un millón de euros.

En todo caso, a pesar de que desde el Gobierno se ha trasladado al Banco de España la posibilidad de limitar los sueldos de los banqueros, el supervisor carece de mecanismos para poder hacerlo. En las últimas semanas, además, las entidades han recalcado de las retribuciones están reguladas y aprobadas por los accionistas.