Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Los empleados de las antiguas cajas de ahorro declaran la guerra a la patronal por la subida de los salarios

Lunes, 23 de enero de 2023   invertia.com   LABORALES

Empiezan a movilizarse para obtener ajustes como los que disfruta la otra mitad del sector, a la que han subido el sueldo un 4,5% en 2023.


Los sindicatos de las antiguas cajas de ahorro están en pie de guerra para reclamar subidas salariales. Los representantes de los trabajadores de estas entidades quieren que se mejoren los salarios en base a la evolución de la inflación, como han hecho en la otra mitad del sector, donde ya disfrutan de un incremento del 4,5% en 2023. Ante la falta de respuesta de su patronal, han decidido pasar a la acción y comenzar a movilizarse.


Las diferentes negociaciones para compensar con subidas salariales a los trabajadores por la pérdida de poder adquisitivo en el sector bancario discurren por caminos muy separados.
Por una parte, los sindicatos CCOO y UGT pactaron con la Asociación Española de Banca (AEB) hace casi dos meses incrementar un 4,5% los salarios en 2023, frente al 1,25% que estaba establecido en el convenio, vigente hasta el 31 de diciembre de este año. La patronal cedió a algunas de las pretensiones de los representantes de los trabajadores, para lo cual fue necesario modificar un convenio que estaba aún en vigor.

Sin respuesta𠊊lgo similar quieren que ocurra los representantes de los trabajadores de la otra mitad del sector, los de las entidades que están agrupadas bajo la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA). "Exigimos, como se ha hecho en otros convenios, la inmediata reapertura de la mesa de negociación del Convenio de Cajas de Ahorro que permita una revisión salarial acorde a la excepcionalidad que estamos viviendo", apuntan desde el sindicato SECB.


Sánchez castiga a 8,5 millones de trabajadores que ganan más de 21.000€ y a los ‘ricos’ de las autonomías del PPExcluye a la mayor parte de la clase media de la reducción del IRPF que compensa la subida de la inflación.


Y es que, en un contexto en el que los sindicatos están reclamando -tanto a nivel individual en cada empresa, como sectorial y en general- subidas salariales con las que los trabajadores puedan compensar la pérdida de poder adquisitivo por la inflación, en el sector de la banca solamente la mitad ha logrado sus objetivos.


En el caso de los trabajadores de las antiguas cajas de ahorro la situación se encuentra en un paso muy anterior a la revisión del convenio. En su caso, los sindicatos solicitaron hace semanas a la patronal convocar una reunión para poder abrir la negociación del convenio colectivo vigente (el de ahorro) y, según informan a este periódico fuentes de los representantes de los trabajadores, aún no han recibido respuesta.


En su caso, el convenio fija una subida salarial del 1% para el actual ejercicio, la cual consideran que se queda muy escasa teniendo en cuenta que la inflación general cerró el año en el 5,7%. Ya ha empezado el año y siguen sin tener respuesta. La última reunión entre ambas partes tuvo lugar el pasado 20 de octubre, es decir, hace tres meses y en ella la patronal dijo no estar de acuerdo con el análisis de la situación que hacían los sindicatos.


Movilizaciones
Ante la falta de respuesta por parte de CECA, las organizaciones SECB-FINE, CCOO y UGT -los sindicatos que firmaron el convenio- han convocado movilizaciones ante las sedes de CaixaBank, Unicaja, Ibercaja y Abanca, las cuatro mayores entidades del sector de las antiguas cajas de ahorro, coincidiendo con las presentaciones de resultados que estos bancos van a realizar estos días.


La entidad andaluza rendirá cuentas ante el mercado el próximo martes, 31 de marzo, mientras que la que preside José Ignacio Goirigolzarri lo hará el viernes, 3 de febrero. En cuanto a Ibercaja y Abanca, aún no han comunicado al mercado su fecha de presentación de resultados.


"Las organizaciones sindicales nos vemos abocadas a sacar nuestras reivindicaciones a la calle y convocar movilizaciones ante la negativa de CECA a reabrir la mesa del convenio para revisar los salarios de las plantillas del sector de ahorro y ajustarlos a la extraordinaria situación que estamos viviendo por la subida del IPC", apuntan desde estos sindicatos.


Argumentan que llevan no semanas, sino meses reivindicando mejoras salariales y de otro tipo para paliar la pérdida de poder adquisitivo de sus trabajadores. De hecho, como ha ido recogiendo este periódico, las plantillas llevan desde mayo del año pasado reclamando una solución.


No en vano, desde principios de año se adivinaba que la subida salarial prevista en el convenio no podría hacer frente a la inflación. Y no solamente reclaman mejoras salariales. También que aumenten las compensaciones que reciben por dietas, traslados y teletrabajo.


"Las plantillas necesitan ya una respuesta contundente al desequilibrio que sufrimos entre el coste de la vida, los salarios y los resultados históricos que las entidades van a presentar, así como el fuerte incremento del pago de dividendos anunciado", apuntan los sindicatos.


Consideran que es "inadmisible" que "un sector tan directamente beneficiado por el incremento del coste de la vida se resista a dar soluciones a su plantilla que puedan amortiguar los desequilibrios producidos. No se entiende cómo bancos con vocación social den la espalda a sus plantillas", como apunta Elena Díaz, presidenta de FINE.