Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Los trabajadores de Unicaja no quieren despidos ni cierre de oficinas

Jueves, 25 de noviembre de 2021   COPE.es   LABORALES

Los trabajadores de Unicaja Banco salieron a la calle ayer por la tarde en León, como en otras capitales del país, para protestar por los despidos que plantea el ERE que ha presentado la empresa y que supone el cierre de 14 oficinas en la provincia de León y dejar sin empleo a 118 trabajadores.

La movilización comenzó en la calle Ordoño II y recorrió el entorno de la Plaza de Santo Domingo.

Sustituir despidos forzosos por bajas voluntarias. Los sindicatos así lo han planteado a Unicaja Banco en la mesa de negociación del ERE (Expediente de Regulación de Empleado) que afectaría a más de 1.500 empleados y supondría el cierre de casi 400 sucursales en toda España.

Los sindicatos se oponen frontalmente a los despidos forzosos, así como a una homologación de condiciones laborales que estiman que derivará en la creación de "empleados de primera, de segunda y hasta de tercera división". Y es que la parte social considera que ese tipo de medidas "no tienen cabida" en una empresa que ha declarado recientemente unos beneficios de 1.395 millones de euros y que ahora plantea este proceso de regulación tras fusión con Liberbank.

Sí se muestran dispuestos a valorar la propuesta "movilidad geográfica" que plantea la compañía siempre que atienda también a la premisa de la "voluntariedad", según trasladaron el secretario nacional de Comunicación del sindicato Cesica, Santiago Temprano, y el el responsable provincial de la Unión General de Trabajadores en Unicaja Banco, Alberto Durán, minutos antes de la manifestación celebrada en León.

Unicaja Banco ha planteado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 1.513 trabajadores y trabajadoras. Del excedente total, según datos de la empresa, 118 trabajadores y trabajadoras corresponden a la provincia de León, 97 a Valladolid, 57 a Salamanca, 35 a Zamora, 33 a Palencia, 24 a Burgos, 20 a Soria, 13 a Ávila y 4 a Segovia; lo que supone un excedente total de 401 personas en Castilla y León. Además, se prevé el cierre de 14 oficinas en la provincia de León, 14 en Valladolid, 12 en Zamora, 12 en Palencia, 11 en Soria, 10 en Salamanca, 3 en Ávila, 3 en Burgos y 1 en Segovia; un total de 80 oficinas, que, añadiendo la posible desaparición de las oficinas móviles, afectaría a más de 100 poblaciones en la Comunidad, la mayor parte de ellas en núcleos rurales, lo que ahonda en la exclusión financiera que ya sufre buena parte de la sociedad Castellano y Leonesa. Las organizaciones sindicales queremos recordar a la empresa que el ERE se debe plantear “en un marco de absoluta voluntariedad”, en el que todos los trabajadores y trabajadoras que se puedan adherir a las distintas medidas que se planteen, lo hagan de manera exclusivamente voluntaria y rechazamos con firmeza la aplicación de cualquier medida traumática, máxime teniendo en cuenta la reciente publicación de los beneficios millonarios publicados por la entidad en fechas recientes. Asimismo, exigimos a Unicaja Banco que este proceso no suponga una merma de la calidad en la atención y los servicios financieros prestados a la sociedad leonesa por los empleados y empleadas de la entidad. Como medida de protesta ante el planteamiento de medidas salvajes y el nulo avance en el proceso negociador por parte de Unicaja Banco, las trabajadoras y trabajadores llevaremos a cabo esta semana concentraciones en 13 ciudades, con la intención de expresar nuestro frontal rechazo a las propuestas realizadas por el banco en la mesa negociadora, las cuales a día de hoy consideramos absolutamente insuficientes.

Las próximas reuniones de la mesa negociadora se han fijado para hoy miércoles día 24 de noviembre, en la que la parte sindical seguirá exigiendo voluntariedad en las extinciones, homologación laboral al alza y rechazando la movilidad geográfica forzosa. Si en el transcurso de estas reuniones no se produce un avance sustancial en la negociación, se seguirá adelante con el calendario de movilizaciones previsto por las organizaciones sindicales, siendo el primer evento la huelga de jornada completa convocada para el próximo viernes día 26 de noviembre.

CESICA resalta la implicación de la Plantilla de Unicaja Banco que ha convertido en multitudinarias las movilizaciones celebradas. El 3 de noviembre comenzó el periodo formal de negociación del ERE, cuya duración máxima será de 30 días naturales.

Por su parte, CSIF, junto al resto de secciones sindicales presentes en la mesa de negociación, han celebrado concentraciones en Unicaja Banco, en defensa del empleo. Denuncian que la entidad no muestra ninguna voluntad negociadora y rechazamos el ajuste que afectará a un total de 1.513 trabajadores/as.

Desde CSIF, exigimos que todo el proceso sea voluntario y que no se impongan medidas traumáticas. Esperamos que la dirección de la entidad afronte las negociaciones con respeto y responsabilidad hacia una plantilla profesional que lleva años trabajando y sacrificándose, incluso en épocas de crisis económica y pandemia.

Tras su fusión con Liberbank, el nuevo Unicaja Banco anunció un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará al 15 por ciento de la plantilla y supondrá el cierre de 395 sucursales, un 28 por ciento de su red. Rechazamos el ERE salvaje que ha propuesto la empresa, los despidos indiscriminados, baratos, la exclusión financiera y el abandono del servicio de los clientes en las zonas rurales.