Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Qué hacer y no hacer en una fiesta de empresa, según expertas en trabajo y en eventos

Martes, 22 de noviembre de 2022   El Economista   LABORALES

La falta de interacciones sociales y profesionales cercanas, durante los más de dos años de pandemia, han propiciado que una cantidad importante de empleados se suelten sin miramientos con la vuelta a la presencialidad, según ha encontrado la compañía de transporte de eventos Price4Limo en su encuesta.

Tras preguntar a alrededor de 1.000 empleados estadounidenses que acudieron a fiestas corporativas en el último año, la empresa descubrió que al 55% de ellos les interesa incluir las fiestas como parte de su cultura de oficina.

Darse a conocer

Así, con la inminente llegada de las vacaciones de Navidad, la celebración de estos eventos corporativos supone una buena oportunidad para que los compañeros de trabajo (especialmente los nuevos) se conozcan y estrechen sus relaciones de trabajo, tras un período de trabajo online e híbrido.

"Las fiestas de oficina son una coyuntura fundamental para que los trabajadores se muestren y se den a conocer ante gente con la que no suelen tener un acceso o trato regular", explica Rachel Kirsch, que trabaja en estrategia creativa en Price4Limo.

Siguiendo los resultados de la encuesta, estas son las cosas que el empleado debe hacer y evitar para cumplir con las normas de etiqueta en su próximo evento corporativo:

Qué es lo que se recomienda

Muchos empleados han afirmado en la encuesta que se deben organizar con antelación ciertas actividades que mantengan a la plantilla atenta, y que podrán disminuir la posibilidad de que algunos trabajadores desarrollen comportamientos inadecuados. Las más recomendadas son:

1. Bailar (55%).

2. Intercambiar regalos (44%).

3. Una noche de películas (42%).

4. Una noche de comedia (41%).

5. Jugar a juegos de mesa (39%).

6. Jugar a los bolos (37%).

7. Jugar a Trivia/Karaoke (32%).

Kirsch aconseja aprovechar estos momentos para conectar con los demás compañeros. La misma dice que, tras dedicar un tiempo a conocerse entre ellos, "muchos empleados experimentaron resultados positivos con respecto al resultado de las fiestas de oficina, con un 60% experimentando una mejoría en su relación con compañeros".

Patrice Williams, directora ejecutiva de la firma para instrucción laboral Career Nomad, especifica la situación: "Cuando acudí a un evento del estilo, sabía que estaban un par de líderes de distintas partes de la compañía, así como compañeros a los que no había conocido. Me aseguré de llegar con un breve discurso preparado y con un plan, para que nadie me pillase desprevenida".

"En mi experiencia, el capital social es algo importante en la oficina, y no solo el mérito de tu trabajo. Así que prepara tus objetivos antes de acudir a una fiesta corporativa". De hecho, en la misma encuesta uno de cada 10 empleados afirmó haber recibido un ascenso tras tener éxito en un evento corporativo.

Qué es lo que se aconseja evitar

Por el otro lado, hasta el 14% de los encuestados confesó haber sido despedido poco tiempo después de acudir a una fiesta corporativa. Si se atiende a las experiencias más comentadas en el estudio de Price4Limo, estos son los comportamientos que más influyen para que peligre el puesto de trabajo del empleado:

1. Bailar con un compañero de trabajo.

2. Hacer exhibicionismo ante alguien.

3. Besar a un cliente.

4. Hacer bromas inapropiadas.

5. Besar a un compañero de empleo.

Aunque algo tan importante como la cultura de oficina varía entre cada organización, Kirsch comenta varios comportamientos de los que es mejor mantenerse lejos. "Romper algo que sea propiedad de la compañía o besar a tu jefe son las actitudes menos aceptables durante una fiesta de oficina", dice. También añade que: "Adicionalmente, el 85% veía inapropiado estar ebrio durante una actividad del trabajo, sin importar si ya lo habían estado anteriormente o no".

Otras consecuencias derivadas de esta manera de actuar son: empeoramiento de la relación con un compañero (35%), reprimendas (26%), cambio de equipo de trabajo (21%) y pérdida de clientes debido a la actuación del trabajador (17%). Patrice Williams dice con respecto a esto: "Incluso si tienes amigos en el trabajo, no estás en un espacio personal sino en uno profesional. Es una extensión de tu empleo, por lo que si se trata de algo que no harías en tu horario habitual, no lo hagas en estos eventos... en absoluto".