Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Santander crea una sociedad para gestionar las sucursales que cierra

Viernes, 30 de abril de 2021   Cinco Días   LABORALES

Banco Santander acaba de crear RetailCo, una nueva gestora de locales comerciales, propiedad 100% de la entidad financiera que preside Ana Botín. La sociedad, en concreto, se destinará a gestionar para su venta o alquiler las más de 1.033 oficinas que la entidad está cerrando en los últimos meses tras la reestructuración que está acometiendo, con la salida de 3.572 empleados en España.

En un futuro no se descartan nuevos ajustes, como explicó el miércoles el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, quien afirmó en la presentación de resultados del primer trimestre que el grupo se adaptará a los cambios que marque el cliente.

El objetivo inicial de esta sociedad es gestionar de forma activa y poner en valor los locales comerciales propiedad de Banco Santander que están vacíos, en los que la entidad ya no realiza su actividad. El proyecto nace con unos 650 activos, que coinciden con las sucursales que han cerrado ya en esta última oleada de clausuras hasta finales de marzo, y el perímetro se puede ir ampliando con la aportación de nuevas sucursales.

El proyecto nace con la vocación de crear una empresa de servicios especializados en gestión y comercialización de activos retail. El objetivo es mejorar las capacidades de gestión para poner en valor los activos gestionados, explican desde la entidad financiera.

Ante la proliferación del ecommerce y el impacto de la pandemia, “es un mercado que va a sufrir una profunda transformación, por lo que la gestión activa facilita el reposicionamiento de estos activos”, añaden fuentes de la entidad.

La gestión activa incluirá: la comercialización de activos en alquiler; cambios de uso a residencial facilitando la regeneración de las ciudades y ampliando la oferta de vivienda, y la venta de inmuebles.

Gestión profesional

El objetivo de Santander con esta sociedad, cuya finalidad es la misma que la creada hace unos años para gestionar su suelo, denominada LandCo, es transformar una cartera de activos que genera gastos hasta su venta en una empresa inmobiliaria con gestión profesional que genere resultados positivos.

La gestión se llevará a cabo por un equipo de especialistas procedentes del sector inmobiliario liderado por Jorge González Navarro. Previamente ha desarrollado su carrera profesional en compañías de referencia como Intu España o GE Real Estate.

Santander cuenta también con la socimi URO, dueña de otras 692 sucursales que el banco tiene alquiladas para su propio uso. El banco contaba con el 15% del capital de esta socimi, pero en septiembre del pasado año decidió comprar el 84,6% del capital a Ziloit por 153 millones de euros. Las sucursales gestionadas por URO se ubican principalmente en Madrid, Cataluña y Andalucía.

En RetailCo, los principales lotes de oficinas que gestionará están ubicados en Madrid, comunidad en la que se cerrarán en total hasta junio 128 sucursales (Santander se queda así con 426 oficinas operativas en esta región). De Barcelona esta sociedad gestionará 86 locales; de Valencia sumará unas 50 agencias, y por ejemplo de Tenerife sumará 43 locales a gestionar por RetailCo.

Santander ya creó en 2019 otra sociedad para gestionar su suelo, LandCo, que cuenta con 13.000 activos, y cuenta con delegaciones territoriales en Madrid, Cataluña, Valencia, Málaga, Sevilla y Bilbao. Vendió más de 60 millones en activos en 2020. El valor bruto de su cartera era de 4.500 millones de euros el pasado año, con 3.500 diferentes ubicaciones.

El éxito para gestionar su suelo de esta sociedad ha llevado a Santander a abrir otra firma para la gestión de los locales que cierra de sus oficinas. Una fórmula, según explican, novedosa en el mercado nacional.

EN VENTA MÁS DE 4.000 LOCALES BANCARIOS

Clausuras. El plan de ajustes llevado a cabo por las diferentes entidades financieras como consecuencia de su baja rentabilidad y los cambios de hábitos de los clientes bancarios están provocando una saturación de locales en venta en las principales ciudades de España. Solo entre las sucursales que están cerrando Santander, 1,033; CaixaBank, 1.534, y BBVA, 530, suman 3.000 sucursales que están echando el cierre en estos momentos, aunque a esta cifra hay que sumar las clausuras de otros bancos como Ibercaja, con más de 200 en proceso de cierre, o las que anunciarán en breve Unicaja tras su fusión con Liberbank y que sumarán alrededor de 500 oficinas menos. Sabadell también tiene previsto dar el cerrojazo a más oficinas, que sobrepasarán las 250. Y suma y sigue.