Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Soft skills: el valor de las personas sobre las máquinas

Viernes, 20 de noviembre de 2020   RRHH DIGITAL   LABORALES

¿Cuál es la clave de éxito de empresas como Tesla? Ya lo desveló Elon Musk en una entrevista, “los humanos están infravalorados. Los problemas empresariales se deben a la excesiva automatización”. Y así es, el desarrollo tecnológico ha traído consigo cambios sustanciales en el mundo empresarial. Emergen así nuevos trabajos, negocios, entornos laborales y también, nuevos perfiles profesionales que adaptan sus habilidades y conocimientos a un paradigma laboral marcado por la transformación digital acelerada. 

En este contexto donde la digitalización se ha impuesto como una necesidad, el incremento de big data, sistemas de inteligencia artificial y machine learning “son armas potentes que nos facilitan los procesos, metodologías e incluso las acciones más rutinarias” declara Tania Grande, CEO de TUUP. Sin embargo, esta automatización de las tareas profesionales es limitada ya que “hay diversas capacidades y habilidades propias de los seres humanos que no se pueden parametrizar y digitalizar. Aquí entra la puesta en valor de nuestras competencias y destrezas frente al ejercicio automático de las máquinas. La clave son las soft skills”, añade Grande.

¿Cuál es la fórmula para trabajar las soft skills? 

En este cambio de paradigma, las habilidades blandas son el elemento diferenciador que las empresas buscan en los perfiles que incorporan a sus equipos. Las soft skills suponen una ventaja competitiva a nivel individual y corporativo. Es por ello que cada vez son más las organizaciones que apuestan por contratar profesionales con una serie de competencias y habilidades blandas específicas, en vez de formar equipos únicamente por conocimientos técnicos y trayectoria profesional. Con el fin de medir y desarrollar estas habilidades, Tania Grande, psicóloga experta en talento y gestión empresarial, creó TUUP, la herramienta que acompaña a los profesionales durante todo su camino profesional, en el que las empresas tienen un papel protagonista. “Las organizaciones queremos incorporar en nuestros equipos a trabajadores que aporten a la empresa a nivel transversal, no solo en cuanto a su área de expertise. Y para ello el trabajo y entrenamiento de las habilidades blandas es esencial” enuncia la CEO de TUUP.

Esta herramienta mide 52 habilidades blandas a través de tests psicológicos únicos que permiten a los profesionales conocerse, autoevaluarse y averiguar cuáles son sus capacidades más potentes y en qué otras áreas de trabajo deben mejorar. A partir de ahí, les ayuda a trazar su camino en diferentes direcciones. A las organizaciones, les permite encontrar y contratar personas brillantes por sus habilidades blandas y valores además de por sus conocimientos técnicos. Es una solución que ahorra un 40% de tiempo y coste en procesos de selección. También permite mapear al equipo ya existente con el objetivo de potenciarlo. Las empresas utilizan TUUP para crear planes de carrera para sus empleados. Así, analizan sus soft skills y pueden promocionar y aprovechar ciertos perfiles para determinados objetivos y puesto de la organización.

Tecnología al servicio de las personas

En este contexto, los departamentos de gestión de personas han pasado de ser un ente administrativo a convertirse en aliado esencial de la corporación, pues solo los negocios que sepan seleccionar y dirigir el talento de la manera adecuada, marcarán tendencia y tendrán éxito profesional. 

Contratar bien no es una tarea fácil. Además de buscar unos mínimos o un dominio técnico los profesionales de RRHH deben conocer lo máximo posible el aporte de valor transversal de cada perfil para reflexionar sobre el anclaje e integración que esa nueva persona puede tener en la empresa. Y muchas veces es tan complejo medir esa parte soft que las empresas solo la perciben cuando esa persona ya está contratada y dentro de la organización. La combinación de psicología y machine learning de TUUP proporciona tener esta información de antemano para aumentar el porcentaje de acierto en nuevas incorporaciones. “Los directivos buscamos personas afines a la empresa. El conocimiento técnico es importante. Las habilidades blandas se han convertido en el elemento diferencial por el que apostamos por una persona” explica la CEO de TUUP. 

Y en esta misma línea las empresas buscan fidelizar al equipo. Contar con un grupo profesional fiel a la marca que movilice proactivamente y sume en los objetivos de negocio. En un clima incierto y convulso como el actual debemos poner en juego aquellas competencias que triunfan y marcan el camino de empresas y profesionales. Saber moverse en el entorno y crear los mejores equipos es determinante. Previsión, adaptación al cambio, capacidad reflexiva, pensamiento crítico o empatía son algunas de las competencias blandas más demandadas por los directivos. “Sabemos qué tipo de personas queremos en los equipos de ahora y del futuro. Ahora nuestro reto es analizar, medir y ayudar en el progreso de estas habilidades a los profesionales de nuestras organizaciones y para ello la tecnología al servicio de las personas es nuestra mejor aliada”, detalla Tania.