Cargando...

Noticias del sector

Inicio / Noticias del sector / Noticia

Tu móvil te espía para avisar a la Policía si te saltas la cuarentena

Martes, 24 de marzo de 2020   Expansion.com   OTROS

Aunque el estado de alarma no lo recoge de forma expresa, las autoridades españolas podrán acceder a los datos que registran la actividad de los usuarios en móviles y otros dispositivos para controlar la expansión de la pandemia. Y sí, esta información es suficiente para multar.

El coronavirus no entiende de fin de semana. Lo han advertido las autoridades españolas en la comparecencia de este viernes. Un mensaje con el que piden a la población que no se relaje y siga a rajatabla las medidas de confinamiento durante el fin de semana.

No obstante, y viendo cómo a lo largo de la semana han ido ascendiendo el número de multas contra las personas que se saltaban la cuarentena, no es de extrañar. Fiestas clandestinas localizadas a través del helicóptero de la policía, runners que recorren La Rambla en Barcelona con bolsas de Mercadona y dueños de mascotas que utilizan las necesidades del perro para pasear durante horas pueden llevar un espía que esté dando pistas a la policía de su actividad: el móvil.

Por el momento, las medidas adoptadas en el marco del estado de alarma no contemplan la facultad del Gobierno de controlar aplicaciones informáticas que hagan seguimiento de la actividad o de salud de los ciudadanos. Pero es una circunstancia que no está ni mucho menos descartada.

"En el caso de aplicaciones de monitorización de actividad, cuyos datos han sido y son recabados con finalidades diferentes a la excepcional situación derivada del Covid-19, su uso y tratamiento debería limitarse a tales finalidades, que han estado legitimadas en el consentimiento del usuario, pudiendo, llegado el caso, requerir las autoridades la comunicación de determinados datos", comenta María González, socia de Ecija.

Así, la Agencia Española de Protección de Datos ya ha manifestado que para cumplir las decisiones sobre la pandemia de coronavirus que adopten las autoridades competentes, "en particular las sanitarias, la normativa de protección de datos no debería utilizarse para obstaculizar o limitar la efectividad de las medidas que tomen dichas autoridades en la lucha contra el virus". Esta publicación va en la misma línea que la declaración adoptada por la Agencia Europea de Protección de datos del pasado 19 de marzo, poniendo a disposición de las instituciones su información.

Por tanto, no es descartable que, en función de la expansión del Covid-19, y ante la disponibilidad de los datos que manejan las compañías del sector de las telecomunicaciones -que, en principio, deberían ser utilizados para finalidades de big data y dentro del marco de la legislación vigente- "el Gobierno pueda llevar a cabo actividades de seguimiento de localización disociada o generalizada de los ciudadanos (por ejemplo, mediante mapas de calor) fundamentando dicha exigencia en el interés público en el ámbito de la salud con la finalidad de reducir la propagación de la pandemia y en el interés vital del conjunto de la ciudadanía", explica Rafael García del Poyo, socio de Osborne Clarke.

En este sentido, los datos de plataformas como Strava, en la que multitud de deportistas comparten sus entrenamientos o las apps que cuentan los pasos de los móviles pueden servir de base para controlar a los usuarios que se salten el confinamiento para practicar deporte o pasear.

¿Se puede multar?
Para determinar si es licito multar a través de la detección de los movimientos realizados a través de dichas aplicaciones, "los datos de los operadores o cualquier otro medio, ante el incumplimiento de la limitación de movimientos establecida, la respuesta, en mi opinión, sería sí", asegura la socia de Ecija

No obstante, Gonzáles señala que, para que las sanciones se lleven a cabo "entraría en juego, como en otras materias, la acreditación de que los datos de movimiento de un dispositivo se correspondan con el del titular de este, si para la imposición de la sanción no se realiza la identificación inequívoca de dispositivo y usuario".

Pero los móviles también cuentan con aplicaciones como Google Maps o Waze, una fuente muy jugosa para los conductores que escapen a los controles y se tomen el fin de semana como un parón la cuarentena para ir de excursión. "El incumplimiento o la resistencia a las órdenes de las autoridades competentes durante el estado de alarma -entre las que se encuentran la limitación de la libertad de circulación de las personas- pueden llegar a ser sancionados con arreglo a las leyes vigentes y, por supuesto, ello puede llegar a comportar la imposición incluso de sanciones de carácter económico o de privación de libertad", apunta Roger Segarra, abogado de Osborne Clarke.

No obstante, los profesionales explican que la normativa destinada a proteger el derecho fundamental a la protección de datos de carácter personal sigue siendo de aplicación en su integridad, también en situaciones como la actual, en la que se ha producido una emergencia sanitaria de carácter general. "Por tanto, también en estos momentos, el tratamiento de datos personales por parte de las autoridades competentes deberá seguir respetando los principios del tratamiento de los datos de carácter personal basados en la licitud, transparencia, minimización y la limitación de la finalidad del tratamiento", afirma García.

En este sentido, es importante acudir al principio de minimización, finalidad y proporcionalidad de datos regulado en el Reglamento General de Protección de Datos. "El Gobierno extremará precauciones para no acceder indiscriminadamente a información personal de los usuarios más allá de la que sea relevante para los fines de controlar y reducir la propagación de la pandemia", asegura Segarra.

Por tanto, para evitar cualquier tipo de problema, González apela a seguir el pie de la letra el famoso lema de 'Quédate en casa'. "En estos momentos de excepcionalidad en los que vivimos el usuario por supuesto que tiene el control sobre la situación haciendo algo tan sencillo como quedarse en casa, que es lo que recomiendan las autoridades sanitarias. Debemos ser responsables todos con nosotros mismos, los que nos rodean y el conjunto de la sociedad".